HISTORIA DEL PAZO y su IGLESIA

El origen del Pazo  y su Iglesia, e el Señorío de Castroverde esta vinculada a la Casa de Castro.  También existe constancia de que a principios del S XIV había una presencia Franciscana en Vilabade, y de un Hospital de Peregrinos llamado de San Gabriel,

La Iglesia de Santa María de Vilabade, fue mandada construir  (1467) por D. Fernando de Castro, hijo de Alonso de Castro Sr. de Castroverde y Otero de Rey,(y nieto del Conde de Lemos y Sarria, Condestable de Portugal D. Alvar Pérez de Castro  (ca 1310-1383) que casó con María Ponce de León y hermano de la Reina Consorte de Portugal Dª Inés de Castro apodada Cuello de Garza casada con Pedro I de Portugal),  como panteón para su rama familiar. 

La venta del Señorío por su hija Isabel, a la casa de Altamira, hará que la miembros de la Familia Osorio, se asienten en Villabad y deje de tener el fin originario previsto para los Castro Sres. de Castroverde.

Estos orígenes vinculan el Pazo y la Iglesia  a la primerísima nobleza Gallega. Al condado Real de Trastámara, que será donado por el Rey a Los Castro y  a la posterior llegada de la Casa de Altamira (Osorio Moscoso).

 

Los Osorio de Villabad, ampliaran las edificaciones preexistente,  posiblemente sobe los restos del Antiguo Monasterio Franciscano.  Sabemos que en torno a 1570 María Osorio  casará con Alvaro Pérez Teixeiro y serán los padres de Cristóbal Mariño Osorio, que caso con Catalina de Aguiar y Bahamonte, que fueron los padres del  Obispo y Virrey de Nueva España D. Diego Osorio Escobar y Lamas  (1608  Villabad Lugo - 1673 Puebla, México) que será el reformador de su casa natal, ampliando el Pazo y mejorando la edificación  histórica preexistente donde el nació con su hermano D. Juan Osorio Muñiz, Caballero de Santiago en 1650. Pariente  de ellos y nacido en Villabad fue Don Juan Muñiz y Carvajal, Capitán y Maestre de Campo en Chile, en 1629, donde paso  mas de 40 años sirviendo en las amas.

Don Diego Osorio, se licencio en Derecho Canónico con honores por la Universidad de Valladolid, y desarrolló una brillante carrera Religiosa.  En su carrera eclesiástica, tras brillantes estudios,  fue Vicario General de la Diócesis de Toledo, e Inquisidor General, a la Orden del Arzobispo de Toledo D. Baltasar Moscoso y Sandoval, (de la casa de Altamira y sobrino del Duque de Lerma), siendo propuesto y nombrado  por el Papa Obispo de Puebla de los Ángeles (México). Posteriormente será nombrado Arzobispo interino de México (pues el no quiso renunciar a su vinculación como Obispo de Puebla) , y nombrado por Felipe IV , en 1664, Capitán General , y Virrey Interino de Nueva España, ejerciendo durante ese periodo el Poder Religioso, el poder Judicial el Militar y el Administrativo.

Fue D. Diego Osorio Escobar y Lamas, un clérigo honesto , capaz  y de carácter, que le llevo a impulsar numerosas obras  Religiosas en Nueva España, prestigioso Jurista, y hábil administrador, pero de carácter.   Entre sus principales legados, destaca la construcción del Convento de la Santísima Trinidad, El Oratorio de San Felipe Neri en Puebla, o la aceleración de la Construcción de la Catedral de Méjico. Fue asimismo el gran impulsor de la promoción de la Canonización de Juan Diego,  tras la aparición de la Virgen de Guadalupe, e impulso la celebración de catequesis y ejercicios espirituales por los Jesuitas en la ciudad de Puebla.

Durante su corto mandato como Virrey interino, ordenó las finanzas , mejoró el servicio de correos,  ejecutó la reconstrucción del fuerte de Santiago en Cuba, destruido tras la invasión Inglesa de 1662, así como la construcción de fabricas de pólvora y la reconstrucción de la Armada de Barlovento, así como mejoras tendientes a la administración del Virreinato. Fue muy querido en Méjico  y cuenta la crónica de la Catedral que su despedida supuso la mayor concentración de apoyo nunca vivida hasta la época por todos los capitalinos, lo que le granjeo celos del Nuevo Virrey , que llego a prohibirle que residiera en Puebla, alegando retrasos en el pago de impuestos. Falleció a los pocos años sin poder volver a su Galicia Natal y sus feligreses esculpieron en la lapida de su sepulcro del Convento de la Trinidad de Puebla, el lema con que le apodaron de "El Sencillo, Magnifico y Jurisprudentísimo".

Corrobora su carácter que constituyo con más de 40.000 pesos de plata y una renta anual de 2000 ducados en 1678 una Fundación  con 6 capellanías, encargándole la gestión  a sus cuñados   lo que causa de la vinculación del Pazo de  los Osorio con las familias Montenegro, Páramo, y Ulloa cuyos Blasones adornan el Pazo. 

Fueron sus cuñados, casados con sus hermanas de madre D. Benito Montenegro  y D. Juan José Osorio, como administradores de la citada fundación, quienes  a mediados del S XVIII encargaron el retablo del altar mayor  a Francisco de Lens, y añaden el pórtico Neoclásico a la Iglesia creando uno de los conjuntos mas singulares de Galicia, que ha llegado escrupulosamente conservado hasta nuestros días.

  • facebook-square
  • Twitter Square
  • google-plus-square